El Arte en América Latina, Siglo XIX, Arquitectura, parte 2

El período en que azotaron los terremotos, incito a América Central a la creación de un tipo de arquitectura a base de materiales elásticos, capaces de resistir los mismos sin provocar catástrofes.

Las Casas solían construirse de un solo piso, en torno a un patio central con pórticos de madera y para su decoración, se recurría a motivos neoclásicos infundidos de romántico sabor.

Por ejemplo; el Palacio Arzobispal, conjuntos urbanos de Santa Ana y Santa Tecla en San Salvador.

En México, la reacción renacentista europea, se dejó sentir a finales del XVIII, por mediación del valenciano Manuel Tolsa (1757–1818), arquitecto y escultor que se hizo cargo de la dirección de la Academia de Bellas Artes de San Carlos.

Entre sus obras, el Palacio de la Minería y los últimos detalles de la catedral de la capital mexicana. En la línea neoclásica trabajó por esta época, el criollo Francisco Tresguerras (1759–1833). Sus obras: La iglesia del Carmen (1802–07), en Celaya y la de San Julián en Patzcuaro.

En cuba y Puerto Rico, las colonias no alejadas, todavía, de la metrópoli, gozaron durante los reinados de Fernando VII e Isabel II de una paz y prosperidad económica que contrastaba con la precaria situación de las recientes nacionalidades envueltas en luchas por su independencia.

La Habana era una ciudad ochocentista española, con calles porticadas llenas de comercios, donde la gente adinerada de la isla se hacía construir quintas lujosas con mármoles importados de Italia, carpintería de madera, preciosos y bellos jardines.

Una de estas moradas fue el Palacio de Aldana, que ha sido señalado como una de las muestras más bellas que dejó el neoclasismo en todo el mundo hispano. Su construcción se inicio en 1840, con arreglo a los planos del arquitecto dominicano Manuel José Carrera. La fachada principal constaba de dos plantas y la superior, se engalanaba con pilastras jónicas entre el elegante balconaje. Otro ejemplo es el barrio residencial de “El Correo”.

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *