El Arte en la Publicidad

EL ARTE EN LA PUBLICIDAD

En nuestros días, el arte tiene multitud de aplicaciones prácticas, ya no queda sólo en la armonía constructiva de un edificio, en la belleza anatómica de una escultura o en la composición cromática de un cuadro.

El arte ha llegado a la calle y ha invadido todos los medios de comunicación y consumo. Se busca un diseño atractivo para una portada de disco o de libro, entre otros.

La evolución en nuestro tiempo del grafismo, permite obtener resultados sorprendentes en el empleo de elementos y formas sencillas para la comprensión de las masas.

El grafismo se ha situado como una especialidad nueva e independiente al servicio de la sociedad de consumo, identificando el producto con la mentalidad del usuario.

Pero además el grafismo ha sabido compenetrarse con los avances del campo pictórico y combinándose con todas las técnicas, presenta la principal faceta publicitaria, aventajando a la palabra.

Las calles de las pequeñas y grandes ciudades modernas, están inundadas de carteles y en todo ello se ha empleado el sentido estético, unas veces acertado y otras no tanto.

Incluso, después de las experiencias modernistas, fauvistas, dadaístas, surrealistas y el arte povera, el ámbito de la pintura ha aprovechado los efectos plástico-pictóricos de la ciudad en construcción, y esto se refleja en las señales de tráfico o de circulación, sin detenernos ya, en el mobiliario, en los tipos con sus vestimentas pintorescas y en la decoración de los edificios, donde en algunas partes han llegado a constituir un cuadro monumental.

El arte de la pintura ha penetrado, así mismo, en la técnica y en la ciencia, vemos un reloj de pulsera con cambiantes esferas de color; prendas de vestir con colores de manchados desteñidos, vajillas que armonizan con el color de la mantelería y el diseño de los cubiertos, habitaciones, cuartos de baño, cocinas, donde el color juega un papel importante como la utilidad y el confort. Consciente o inconscientemente, hoy ponemos color a todo lo que nos rodea.

Haciendo un poco de historia, los carteles de anuncio, se inician en Mesopotámia, utilizados por los mercaderes y comerciantes, luego los griegos y los romanos hacían sus tablillas de anuncios oficiales, de espectáculos o mercancías.

En la Edad Media, el espíritu cristiano en Occidente, tradujo en carteles sus edictos, consejos y ordenanzas, y en todas las épocas, por estos medios, se ha hecho y se hace la propaganda política, partidista o sectorial.

Fue en el modernismo y especialmente con Toulousse Lautrec, que el cartel tomó importancia como obra artística. En España son famosos los carteles de toros, de turismo y de costumbres populares.

Hoy, el escaparate llega, con frecuencia, a resultar una verdadera obra artística con la combinación de objetos y colores, así como en todos los temas de divulgación y publicidad basados en la filmación de dibujos, en los pósteres, en las portadas de libros, en revistas, en envoltorios y envases que hacen más tentador y agradable el producto.

¿Qué sorpresa nos reserva el arte para el futuro?

admin

1 comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: EL ARTE EN LA PUBLICIDAD En nuestros días, el arte tiene multitud de aplicaciones prácticas, ya no queda sólo en la armonía constructiva de un edificio, en la belleza anatómica de una escultura o en… (Para leer el artÃ…..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *