El Neoclásico y los Movimientos Independentistas

Se desarrolla dentro de un contexto ideológico independentista de los yugos centralistas, como por Ej., la independencia de los EE.UU., luego la Revolución Francesa, finalmente la independencia del yugo Español de Latinoamérica. En este contexto social, las expresiones artísticas parcialmente fueron dejadas. Pero EE.UU., después de la independencia ingreso a la etapa de reconstrucción tomando como modelo el estilo Neoclásico pero con pocas obras extraordinarias, el Neoclásico sirvió como motivo de restauración en los edificios dañados. Como por Ej., el primitivo Capitolio de Washington (1801–1809), cuyos primero planos son trazados por Thomás Jefferson.

En las capitales de los Virreynatos, el estilo Neoclásico fue acogido por la iglesia, para reparar o mejorar las fachadas y en los interiores las restauraciones de los altares, como ocurrió en Lima en la casa de Torre Tagle, y los recintos religiosos después de los sismos. En algunas obras persisten con el estilo Rococó, principalmente en familias privadas provincianas. Esto nos indica que el Neoclásico no ingreso como un estilo preponderante sino más por el contrario como un estilo simple.

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *