Orígenes de la Agricultura, Instrumentos, Domesticación de Animales

Origenes de la Agricultura

No podemos decir a ciencia cierta ni donde ni cuando apareció la agricultura por vez primera, pero si podemos imaginar con alto grado de certeza cómo se habría producido este importantísimo acontecimiento cultural.

Es muy probable que algún desprevenido recolector, probablemente una mujer toda vez que ellas estaban dedicadas a tareas que demandaran menores esfuerzos, haya dejado caer inadvertidamente algunos granos o semillas sobre terreno húmedo, hecho que hizo posible posteriormente el nacimiento de nuevas plantas.

Pero de seguro este acontecimiento cultural no se produjo en un solo lugar sino en muchos sitios sin que entre ellos exista ninguna relación o vínculo. Por esto decimos que la aparición de la agricultura representa un caso de “Paralelismo Cultural”. Debido a la importancia que tuvo en la evolución cultural del hombre a la aparición de la agricultura se le ha dado por nombre “revolución neolítica”.

Instrumentos Agrícolas Primitivos

Los primeros agricultores, de seguro, tuvieron que afrontar una serie de problemas que se le presentaron en el cultivo de la tierra, y para darles solución apelaron a su inteligencia creadora para desarrollar y perfeccionar muy simples herramientas que le permitieran realizar un mejor y más fácil trabajo de la tierra. Loas primitivos instrumentos de labranza creados por el hombre fueron la Coa, la Pala y la Azada.

La Coa, consistía en un palo, probablemente en sus inicios fue una simple rama, con uno de sus extremos en punta. Servía para hacer un agujero en la tierra para depositar allí la semilla. Con esta operación se solucionaba el problema que generaban las avecillas que se comían estos granos.

La Pala, consistía en un largo mango de madera con uno de sus extremos en forma rectangular. Servía para desmenuzar porciones de tierra endurecida.

La Azada, era un instrumento más complicado. Consistía en un largo mango de madera al cual se le había añadido una piedra achatada dispuesta en forma diagonal. Los indios de las praderas de Norteamérica acostumbraban colocar en vez de una piedra, el omóplato de un bisonte. Servía para remover la tierra en épocas de cosecha.

La Domesticación de Animales

El desarrollo de la agricultura hizo posible que el hombre disponga de tiempo entre siembra y cosecha para inventar nuevos utensilios y herramientas de labranza. Tuvo tiempo también para dedicarse a la domesticación de animales a fin de poder utilizarlos en su beneficio.

El primer animal en ser domesticado por el hombre fue el perro, talvez porque fue el primero en acercarse a él porque llamó su atención el fuego o el calor que despedían las llamas de una fogata, o porque su delicado olfato detectó el olor de la carne cocida.

El perro fue domesticado probablemente en la época del Hombre de Neanderthal puesto que se han encontrado entierros humanos de esta época asociados con entierros de perros, es decir, el perro enterrado junto a su amo, lo que demuestra ya cierto grado de afectividad.

Cuando el hombre domesticó animales mayores y los dedicó al transporte, pudo ya trasladarse a lugares distantes principalmente para comerciar llevando con él sus conocimientos que ya podía intercambiar con pobladores de asentamientos cada vez más lejanos.

El primer animal de transporte en ser domesticado fue el asno, 3,000 años a.c., en Babilonia. Posteriormente fue domesticado el caballo alrededor del año 2,300 a.c., también en Babilonia y 500 años después lo fue en Egipto.

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *