Arquitectura Inca, Materiales y Técnicas, Construcción y Estilos

Es evidente que los quechuas han buscado inmortalidad en sus obras. Esa es la razón por la que prefirieron las piedras más duras, no importaba lo lejos que se encontraban las canteras, la extracción y traslado de piedras se realizó con total orden.

Rocas Utilizadas en las Construcciones Incas

La mayoría de los materiales preferidos fueron las rocas de origen ígneo o volcánico, fuesen extrusivas o intrusivas. Estas últimas eran las favoritas, es decir, el magma o lava que se enfrió en grandes profundidades dentro de la tierra, y que millones de años después emergieron.

Las piedras más suaves eran utilizadas en muros incaicos y solían ser Calizas, que son rocas sedimentarias de origen marino que tiene 3 ° de dureza en la escala de Mohs (escala de 1 a 10 grados, en los que el material más blando es el talco con 1 ° y el más duro es el diamante con 10 °) y una resistencia a la compresión de 200 a 500 Kg / cm ².

Las Calizas se utilizaron en Saqsaywaman, Chinchero, Yucay, Tarawasi, etc. En los Andes peruanos, las calizas que contienen una alta cantidad de carbonato de calcio se utilizan como fertilizantes y para esto son pulverizadas previamente.

Otro tipo de roca utilizada en la región Cuarcitas, rocas que se formaron en su mayoría por metamorfismo de areniscas. Están formados principalmente por cuarzo como su nombre lo insinúa y son tan resistentes como este, tienen 5 ° de dureza y una resistencia a la compresión de 800 Kg / cm ².

El Basalto también tuvo un amplio uso en la arquitectura inca. Es el más abundante entre las rocas extrusivas, tiene entre 5 ° y 6 ° de dureza en la escala de Mohs y una resistencia de 1200 Kg / cm ².

Las Dioritas también tuvieron un uso muy difundido entre los quechuas. Son rocas ígneas, principalmente compuestas de feldespato y uno o más minerales oscuros, su dureza es de 6 ° y su resistencia de 1200 Kg / cm ².

En Cusco, la diorita verde se encuentran en San Blas y las faldas de Saqsaywaman y fueron utilizados para la construcción del palacio de Inka Roqa en la calle Hatunrumiyoq en la que se encuentra la famosa piedra de los doce ángulos.

Las Andesitas son abundantes en la región y tienen una excelente calidad son las preferidas en la arquitectura inca de la ciudad. Reciben su nombre debido a la enorme cantidad que se encuentran en los Andes.

Poseen diferentes colores y son generalmente oscuras, tienen 6 ° de dureza y 1200 Kg / cm ² de resistencia a la compresión. A lo largo del Valle del Qosqo algunos afloramientos de andesita se encuentran en los antiguos centros volcánicos de Waqoto, Oropeza, Lucre y Rumiqolqa.

El Granito se utiliza en sentido amplio también, son rocas ígneas intrusivas y tienen una textura equigranular (grano grande y uniforme) que los diferencian de los extrusivas.

Contienen un promedio de alrededor del 60% de feldespato, el 30% de cuarzo y un 10% de minerales oscuros. Tienen 6 ° y 7 ° de dureza y una resistencia de 1200 Kg / cm ², el ejemplo clásico de granito entre nosotros es la del Batolito de Vilcabamba, donde se encuentra Machu Picchu.

Las Areniscas se utilizaron en las paredes incas, son rocas sedimentarias formadas por el fortalecimiento de los granos de arena. Tienen una dureza de 7 ° en la escala de Mohs y de 300 a 800 Kg / cm ² de resistencia a la compresión, la arena también se utilizó como abrasivo para pulir otros tipos de rocas.

Normalmente, los edificios incaicos dejan atónitos a los visitantes. Muchas veces resulta difícil creer que sus construcciones son obra humana y este es el motivo por el que se tejen las más curiosas explicaciones.

Cuando llegaron los conquistadores, muchos de ellos no podían explicar lo que estaba de pie delante de ellos y de acuerdo a su forma medieval de pensamiento argumentaron que los “indios” que se encontraron en los Andes no fueron capaces de hacer esas grandezas y las atribuyeron a los demonios o espíritus malignos.

Esta es la razón por la que hoy en día mucha gente piensa que toda esta gigantesca obra fue hecha por seres extraterrestres con tecnología superior y la filosofía de avanzada que llegó a dejar una muestra de su poder y capacidad, ¡precisamente aquí!.

Proceso de Fractura de las Piedras

Hoy en día, las canteras que contienen material lítico de los edificios incaicos se identifican fácilmente por todo el Tawantinsuyo.

Normalmente con la ayuda del conocimiento acumulado sobre los antiguos peruanos y si la geografía no se modificó, aún es posible identificar el trabajo de fractura, talla, transporte y manipulación de las rocas.

Sin lugar a dudas, el ejemplo más elocuente de todos se encuentra en las canteras de Kachiqhata, a unos 4 km. (2.5 millas) de distancia de Ollantaytambo.

Fracturar o separar las rocas de una montaña fue quizás el trabajo más duro en todo el proceso. A tal fin, las fisuras o fracturas existentes en la montaña fueron utilizados con frecuencia, se vieron obligados a separar las fisuras de las rocas con la ayuda de palancas de bronce que podrían ser de un metro o más largas, como las que se encuentran en los museos, para este trabajo utilizaron vigas de madera también.

Por otro lado, se sugiere que también se utilizaron algunos cinceles de metal para hacer agujeros. Asimismo, se argumenta que para partir las rocas con la ayuda de cuñas de madera, el proceso fue, colocarlos en los huecos y empaparlos de agua, al hincharse la madera se producía la fractura.

También se especula sobre la posibilidad de fracturar las rocas, llenando con agua las perforaciones de una o más ranuras, la que al congelarse durante la noche hizo desprender las rocas.

Hace mucho tiempo se creyó también que para la fractura de las rocas, se calentaban con fuego y de pronto se enfriaban con agua helada, este proceso producía la ruptura de la roca en trozos irregulares que se podrían utilizar en las obras, no precisamente en las de mejor calidad .

Los Incas descubrieron o aprendieron las técnicas de culturas pre-inca y las mejoraron, perfeccionaron y difundieron ampliamente entre los quechuas.

Utilizaron los martillos más duros, los de piedra Jiwaya o Jiwayo, con la finalidad de alisar o tallar piedras para las de construcciones. Se trata de rocas sedimentarias compactas y pesadas que contienen óxidos de hierro.

Del mismo modo, algunos martillos de basalto y piedras redondeadas se utilizaron como martillos percusores (golpes) sobre las piedras que se habían “suavizado”, y este fue un trabajo lento y laborioso.

Finalmente el pulido de piedras de construcción se hizo a través de la abrasión o fricción con areniscas o simplemente arena como abrasivo y agua abundante.

Incluso hasta hace unos pocos años se creía que los incas no lograron el uso de instrumentos de metal en la piedra porque se carecía de suficientes evidencias y testimonios. Sin embargo, los estudios modernos demuestran que no es cierto.

El Bronce, la aleación de estaño y el cobre, fue el metal más duro utilizado por los quechuas.

Hay en muchas piedras, cortes muy finos que sería imposible hacer por golpes o uso de cinceles. Muchos expertos sugieren que se realizaron con una especie de “sierras”, que consiste en cables o de cobre fino o láminas de bronce y el uso de algunos abrasivos y una gran cantidad de agua.

Por otra parte, hay algunos agujeros perforados en rocas, que muestran claros vestigios de haber sido realizadas con perforadoras rotativas y sin ninguna duda que se refiere a la utilización de taladros realizados en metal o madera dura que se rota con un arco, el agua y la arena como abrasivo.

Otro aspecto que causa admiración es el transporte de bloques de edificios. Primero trabajaron la superficie sobre la cual desplazarían sobre todo los bloques grandes, ya que los pequeños los cargaban en sus espaldas, una vez que el suelo estaba muy suavizado y el camino entre las canteras y la obra había sido anchado, planos inclinados fueron construidos, tal como el que se ve en Ollantaytambo.

No bastaba con los planos inclinados, utilizaron algunos elementos auxiliares como piedras redondas o cantos rodados, y rodillos como ruedas. Estos sistemas de rodamiento, que en realidad fueron el medio de transporte, necesitaron además de la potencia de decenas, cientos e incluso miles de trabajadores, quienes tuvieron que empujar o tirar de las piedras con la ayuda de poleas, palancas de metal o de madera y cuerdas de cuero de llama, las fibras de agave o algunos otros materiales resistentes.

Cubismo, Características y Principios, Viviendas, Muebles

CUBISMO (Le Cobusier en francés).

CARACTERÍSTICAS ESTRUCTURALES

El Cubismo es uno de los estilos contemporáneos que más han influenciado en nuestros días, no sólo en pintura, sino en una gama de expresiones artísticas.

El cubismo se inspira en los principios de la pintura cubista que considera que la realidad no es otra cosa que una serie de planos bidimensionales que interactúan y se complementan.

En el cubismo se busca principalmente que el efecto de conjunto sea un juego de cubos simples o superpuestos, sin salientes ni terrazas. Se trata de un geometrismo puro, pero sin planos que se escapen hacia el espacio, que queden libres y corten el aire fuera de la brasa del edificio.

En los interiores también se evita la presencia visible de los elementos estructurales y se rehuye la desnivelación del suelo de las diferentes dependencias.

Cubos, conos, esferas, cilindros o pirámides son las formas primarias que la luz revela y son las formas bellas.

VIVIENDAS

Su principal utilización ha sido para la construcción de casas o viviendas múltiples, para resolver el problema de la aglomeración industrial. En cuanto al color se ha buscado la monocromía.

MUEBLES

El mobiliario cubista es muy semejante al neoplástico con sus líneas cortadas en ángulo recto, aunque se evita en el mismo, el juego de colores, pero no se desecha el que muestren la materia de la cual están hechos, por lo que la madera se mostraba en su estructura natural o bien se emplea el mueble de acero, generalmente en su manifestación tubular.

El Arte en América Latina, Siglo XIX, Arquitectura, parte 1

Prospera rápidamente en los países jóvenes sudamericanos como: Argentina, Chile y Brasil, especialmente abordan grandes empresas de urbanización con el trazado de amplias plazas y avenidas y la edificación de palacios gubernamentales, suntuosos teatros y grandes residencias particulares, actividades que se prolongarían a través de los primeros decenios de nuestro siglo, hasta infundir su actual aspecto a las grandes urbes americanas.

En la primera etapa ya indicada, la arquitectura se manifiesta en forma escasa con persistencia del tradicionalismo colonial barroco, en cambio durante el último tercio, triunfa el eclectismo arquitectónico y las ciudades se engalanan con edificios de todas las procedencias y estilos, al margen ya de la herencia española indígena.

Como en Nicaragua, se construyeron diferentes iglesias, obviamente con características coloniales. Las iglesias suelen ser barrocas con fachadas divididas por pilastras y flanqueadas por torres rematadas en cúpula y en prevención de los posibles accidentes de carácter sísmico, las cubiertas y apoyos interiores se ofrecen de madera como por ejemplo, La Catedral de León, reformada por el arquitecto guatemalteco Hipólito Estrada ( -1830) y su discípulo Antonio Vidoña. Otros templos nicaragüenses de Magdalena en Mesaya, cuya fachada aparece decorada con curiosas pilastras abalaustradas, y la de Nandaine, con su original torre sobre el ingreso.

Ménsula, metopa, minado, mixtilíneo, mocarabes, modillón, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

MÉNSULA

Adorno sobresaliente que sirve para sostener una cosa, la parte volada es mayor que el empotramiento, a la vez se cumple la función de repisa en el muro para soportar la carga de la bóveda.

METOPA

Escultura arquitectónica realizada sobre superficie plana en los frisos clásicos y entre dos canecillos o modillones en el románico.

MINADO

Adorno con miniaturas.

MIXTILÍNEO

Borde de líneas curvas, alternadas con rectas y quebradas.

MOCARABES

Elemento decorativo de la arquitectura árabe de racimos o estalactitas en forma cóncava.

MODILLÓN

Cada uno de los pequeños bloques de piedra, a veces labrados con figuras, con que se adorna y sostiene el vuelo de una cornisa. La parte volada es igual al empotramiento.

MÓDULOS

Unidad de medida (diámetro de una columna por su parte inferior o cuadrado del crucero) que servía para fijar las proporciones en los edificios de la antigüedad. Elemento corrido que se coloca sobre una superficie para decorarla y que se clasifica según su perfil. Filete. Toro. Cuarto Bocel. Media Caña. Escocia. Caveto. Gola. Talón.

Nervio, nicho, obelisco, ochavado, óculo, ojiva, ondas, orden, dórico, toscano, jónico, corintio, compuesto, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

NERVIO

Elemento saliente y continuo del intradós de una bóveda, generalmente del gótico.

NICHO

Concavidad en el muro o retablo para poner imágenes, jarrones o cualquier elemento decorativo. Tiene forma cuadrangular o rectangular.

OBELISCO

Monumento conmemorativo o simplemente decorativo, consistente en un pilar monolítico de base cuadrada y remate piramidal.

OCHAVADO

Dícese de la figura con ocho ángulos iguales y cuyo contorno tiene ocho lados alternados entre sí, los de igual longitud.

ÓCULO

Pequeña ventana en forma de 0.

OJIVA

Voz que, generalmente se usa como sinónimo de arco apuntado.

ONDAS

Decoración que imita geométricamente los perfiles consecutivos de las ondas del mar.

ORDEN DÓRICO

Orden que presenta una columna con capitel sencillo y friso adornado con metopas y trigligos, más estrecho en la parte superior, no tiene basa.

ORDEN TOSCANO

Se distingue del dórico por ser más sólido y sencillo.

ORDEN JÓNICO

En este orden la columna tiene capitel adornado con volutas y en la cornisa presenta dentículos, a diferencia del primero este si tiene basa.

ORDEN CORINTIO

La columna presenta un capitel ricamente adornado con hojas de acanto y caulículos, mientras que la cornisa tiene modillones.

ORDEN COMPUESTO

Su capitel muestra las volutas del jónico, las filas de hojas de acanto del corintio y en la cornisa, dentículos y modillones.

Morfología, mosaico, motivo, mudejar, nacela, nartex, nave, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

MORFOLOGÍA

De morfe, en griego forma, el conjunto o características de las formas de una obra de arte o de la producción en general de un artista o una de sus épocas

MOSAICO

Decoración que se forma yuxtaponiendo sobre un fondo de cemento, pequeñas piezas irregulares de vidrio, cerámica, piedra o mármol de distintos colores, llamadas teselas.

MOTIVO

Tema básico de una ornamentación.

MUDEJAR

Arte producido en tierras cristianas por musulmanes convertidos, en los siglos XII a XV: En la arquitectura -el arte que más desarrolló- se caracterizó por el empleo del ladrillo, el artesonado), los adornos de lazo, los azulejos, los arcos de herradura y las torres campanario de formas que evocan alminares.

NACELA

Moldura cóncava que se pone en las basas de las columnas y remate de cornisas.

NARTEX

Parte de la iglesia católica situada a la entrada, bajo el coro y separada de la nave central por una mampara. Era el lugar que en la iglesia primitiva se reservaba a los catecúmenos

NAVE

Cada uno de los espacios que, delimitados por muros o columnas alineadas, se extienden a lo largo de un edificio. También se entiende como cada una de las partes en que está dividida longitudinalmente una iglesia.

Machón, mainiel, mampostería, mandorla, marco, meandro, media caña, medio bocel, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

MACHÓN

Pilar grande y voluminoso.

MAINIEL

Pieza vertical o columna interior, situada en medio de un vano, hueco de ventana o puerta para dividir su altura.

MAMPOSTERÍA

Construcción de piedra sin labrar o con labra tosca que se dispone de modo irregular.

MANDORLA O ALMENDRA MÍSTICA

Forma almendrada u ovalada, generalmente en el arte Paleocristiano, bizantino o románico para poner la figura de Cristo.

MARCO

Cerco que rodea, ciñe o guarnece una cosa.
Monoaxial: el que presenta ornamentación o decoración salientes, copetes, remates en cualquiera de los cabezales o largueros.
Biaxial: el que presenta todos los lados iguales, con la misma decoración.

MEANDRO

Motivo ornamental geométrico empleado en el arte primitivo chino. Decoración generalmente en bandas, a base de líneas sinuosas complicadas y de encajes sinuosos entrelazados.

MEDIA CAÑA

Moldura cóncava de sección semicircular.

MEDIO BOCEL – ASTRÁGALO

Moldura cilíndrica, convexa cuya sección recta es un semicírculo.

Línea de arranque, linterna, lóbulo, losange, lucillo, luneto, luz, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

LÍNEA DE ARRANQUE

Recta que une los dos arranques de un arco.

LINTERNA

Elemento arquitectónico en que remata la cúpula. Es como un cilindro, cubierto él también por pequeña cúpula y abierto en ventanas que dan luz a la cúpula. Se llamó linterna por que las antiguas eran precisamente de esta forma y su función fue desde siempre la de dar luz.

LÓBULO

Cada uno de los pequeños arcos de los que consta un arco lobulado. Decoración que a modo de ondas sobresalen en el borde de una cosa. Pueden ser cóncavos o convexos.

LOSANGE

Decoración en forma de rombos continuos.

LUCILLO

Sarcófago de piedra, adosado al muro y colocado en un nicho cobijado por un arcosolio.

LUNETO

Bovedilla en forma de media luna abierta en la bóveda principal para dar luz.

LUZ

Distancia que mide la abertura de un arco o diámetro del mismo.

Huso, iconostasis, imbricación, incisa, indiátide, intersección de crucero, intradós, jamba jarrón, junquillo, kitsch, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

HUSO

Decoración donde alternan las formas ovoides y las esféricas dispuestas en serie. Huso y perla.

ICONOSTASIS

Pequeño soporte separador (en la Iglesias orientales bizantinas y algunas occidentales) entre la parte del presbiterio y las de los fieles, sobre el que se solían poner imágenes.

IMBRICACIÓN

Motivo decorativo que imita las escamas de un pez

IMPOSTA

Moldura final de los costados de un arco.

INCISA

Decoración con cortaduras o entalles.

INDIÁTIDE

Pie derecho femenino, que sustituye a los fustes de columnas en el estilo mestizo.

INTERSECCION DEL CRUCERO

Espacio cuadrado o rectangular, formado por el cruce de la nave principal y el transepto. En el arte románico, este cuadrado servia de módulo para el total del edificio.

INTRADÓS

Superficie interior de un arco o bóveda.

JAMBA

Soportes de piedra sobre los que se apoya en ambos lados un dintel o un arco

JARRÓN

Pieza arquitectónica que tiene esta forma y que se coloca como remate en edificios.

JUNQUILLO

Moldura saliente de unos tres cuartos de círculo, más delgada que el bocel. Aplicada generalmente en las esquinas.


Frontal, frontispicio, funículo, fuste, gallón, gárgola, gola, gótico, Glosario de Términos Arquitectónicos Coloniales

FRONTAL

Parte anterior del altar cristiano y ornamento del mismo.

FRONTISPICIO

Fachada principal de un edificio, también se conoce con este nombre al frontón ó remate triangular de una fachada.

FUNÍCULO

Moldura, decorativa convexa que imita una gruesa cuerda, a base de espirales. En la arquitectura románica, consiste en la representación de un toro o vaquetón torcido a manera de cuerda.

FUSTE

Parte principal de la columna; comprendida entre la basa y el capitel.

GALLÓN

Segmentos esféricos que adornan algunas cúpulas.

GÁRGOLA

Salida de agua de un edificio, generalmente esculpido con figuras fantásticas.

GOLA

Moldura en forma de S muy característica en el arte egipcio y persa, la forman un caveto y un cuarto bocel, siendo el caveto el más saliente.

GÓTICO

Uno de los grandes estilos de la historia del arte. Florece entre 1140 y 1500, aproximadamente, en Europa. Sus mayores obras son enormes catedrales, obras máximas de la creación colectiva medieval. El misticismo de la época se traduce en formas alargadas, en desnudez de adornos, en reemplazar muros con gigantescos vitrales. El gótico tardío se torna florido